Decálogo para la construcción de mensajes saludables en piezas audiovisuales (Festival Cine y Salud)





UNO
Valorar lo que pretendemos provocar en el espectador: cuestionamiento, crítica, denuncia, defensa de la dignidad, solidaridad. Diseñar qué emoción se quiere provocar (sentimiento) y a qué actitud se quiere invitar (compromiso).

DOS
Ser conscientes de los valores que encarnan o llevan implícitos los personajes. Los protagonistas suelen defender los valores del autor, con las mismas dosis de ideología que de empatía.

TRES
No confundir los conflictos sociales presentes y la existencia de elementos dramáticos en los que se apoya la acción, con desarrollar aspectos trágicos que envuelvan y se adueñen de la trama.

CUATRO
Intenta que la motivación de sus protagonistas y de la acción tengan una misión narrativa y social.

CINCO
En la toma de decisiones, apelar a una responsabilidad prospectiva, capacitante, que incida en lo que quede por hacer.

SEIS
Desde el comienzo tengamos nosotros claro qué preguntas queremos que el espectador se haga y cuáles serán sus respuestas. Así podremos jugar con las expectativas de quienes visionen el corto.

SIETE
Buscar en los mensajes propuestas de empoderamiento, control y cambio, ya sea personal o comunitario.

OCHO
En el desarrollo de la trama, procura guardar como sorpresa —la paralipsis de Gérard Genette— aspectos positivos y empoderantes.

NUEVE
Representar el entorno como elemento de caracterización social más capaz de humanizar y ayudar a la salud mental y a la relación que lo contrario.

y DIEZ
Construye un código visual que busque lo luminoso y la innovación. Que en conjunto, el tratamiento y el tono del audiovisual sea positivo e invitador a buenas prácticas.

© Carlos Gurpegui 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada